Salvaescaleras: Abre las puertas de tu restaurante a los clientes de movilidad reducida sin hacer obras

Si tu restaurante tiene algún tipo de desnivel y te preocupa que ésto esté impidiendo a clientes de movilidad reducida acceder a tu local, estás de suerte, ya que en este artículo te daremos una solución sencilla, barata y sin necesidad de obras ¿Te interesa saber más? ¡Sigue leyendo!

La situación de la accesibilidad en bares y restaurantes

Muchos locales de hostelería y restauración tienen problemas de accesibilidad, ya sea directamente al entrar, con una escalera que subir o bajar, o bien porque tengan distintos pisos internamente.

Desde locales de comida rápida un poco grandes o restaurantes con un “reservado” en el piso de arriba, hasta pubs, discotecas o bodegas que requieran bajar una escalera para acceder a sus instalaciones… la verdad es que se trata de un problema mucho más común de lo que parece.

Esto puede suponer un problema, ya que no todo el mundo es capaz de subir y bajar escaleras. Las personas de movilidad reducida pueden encontrarse en muchos casos. A veces es debido a una discapacidad, un accidente, la edad, o una enfermedad. Tú en el futuro puedes ser una persona de movilidad reducida.

Si tu local tiene ese tipo de desniveles, habrán muchas personas que van a tener un problema al visitar tu restaurante, o directamente van a decidir no hacerlo porque no es accesible. Este es el escenario más “peligroso”, ya que podrías estar perdiendo muchos clientes sin saberlo.

No es descabellado, piensa por ejemplo una familia que planea un evento como una boda, un cumpleaños o una comunión. A esa actividad van a ir los abuelos, quizás un pariente en silla de ruedas… ¿Van a elegir el restaurante de las mil escaleras, o uno que sea accesible? ¡Exacto!

Además, en muchos lugares hay leyes y normativas que obligan que este tipo de locales sean accesibles al público, por lo que no solamente pierdes potenciales clientes sino que también podrían llegar a multarte. Pero ¿Qué puedes hacer?

Posibles soluciones

La solución más tradicional suele ser construir rampas de acceso, pero en la mayoría de ocasiones esto no es posible. Las rampas necesitan mucho espacio, ya que la pendiente no puede superar determinado ángulo para ser utilizables, y esto también está regulado, así como el ancho, material… etc.

Además, requiere hacer obras que implicarían cerrar el local por días o incluso semanas, poniendo todo patas arriba… un desastre. ¿No hay acaso una opción mejor?

Los salvaescaleras en bares y restaurantes

Pues la verdad es que si. Puedes llamar a una empresa que te instale un salvaescaleras. Esto es mucho más barato de lo que imaginas, basta una búsqueda rápida como “salvaescaleras precios” para saberlo.

Lo bueno de ésto es que los salvaescaleras ocupan muchísimo menos espacio que una rampa, le dan un aspecto más moderno a tu local y no requieren obras que pongan todo perdido.

Además, los salvaescaleras se pueden adaptar a todo tipo de recorridos, pudiendo instalarlos tanto en línea recta como haciendo curvas, en caso de que la escalera cuente con varios tramos.

A continuación te dejo dos ejemplos de salvaescaleras que tu competencia ya ha instalado, para que veas mejor las distintas posibilidades:

Conclusión

Ayudar a las personas de movilidad reducida a acceder a tus instalaciones no solamente es una obligación moral, sino que puede darte más clientes y salvarte de posibles sanciones.

Los salvaescaleras son la mejor solución ya que cumplen con este objetivo de forma barata, sin obras, y ocupando poco espacio. Ahora simplemente debes ver el modelo que más se adapta a tus necesidades. Cuéntanos tu experiencia en los comentarios. ¡Hasta pronto!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*