¿Para qué sirve una campana extractora?

Si tu cocina se llena de humos cuando cocinas… probablemente te interesa leer este artículo, ya que hoy hablaremos de la campana extractora, un electrodoméstico que va a cambiar tu forma de cocinar, si es que aún no tienes una.

¿Qué es una campana extractora?

La campana extractora es un electrodoméstico que se coloca sobre el fuego en el que cocinas y absorbe el humo. De esta manera, pueden aspirarse rápidamente los vapores y olores que produce la elaboración de ciertos alimentos, sin que éstos llenen el espacio o se impregnen en el mobiliario y la ropa.

Generalmente, la mayoría de cocinas domésticas suelen tener una campana extractora, y en muchos países es obligatorio para las empresas tenerlas de determinado tamaño y características (por ejemplo, en el caso de restaurantes, hoteles… etc). Existen varios tipos y se pueden fabricar de distintos materiales.

¿Cómo funciona?

La campana extractora suele tener forma de embudo inverso, con una parte más ancha en la zona inferior, por donde entran los gases. Estos gases son movidos por un ventilador que crea una corriente de aire ascendente. Ésto empuja esos humos a través de uno o varios filtros que limpian el aire de grasas, olores etc. Ese tipo de campanas se llaman “campanas extractoras de recirculación“.

En otros casos, en lugar de un filtro que devuelva el aire a la cocina, las campanas extractoras cuentan con una chimenea que expulsa el aire al exterior. Ese formato se conoce como “campanas extractoras de evacuación exterior“. ¿Cuál usar? Esto depende del diseño, posibilidades del inmueble, y las normativas de cada país. Tendrías que estudiar tu caso particular.

Hoy en día, algunas campanas extractoras cuentan con unos sistemas electrónicos que permiten controlar aspectos como la dirección del aire, sensores… etc.

¿Cómo consigo una campana extractora para mi cocina?

Elegir la campana extractora adecuada puede resultar un proceso complejo ¡Hay tantas opciones donde elegir! Sin embargo, si sigues unos pasos adecuados puedes solucionarlo fácilmente.

Lo primero es conocer las medidas del espacio que tienes para colocar la campana. Por muy buena que sea la campana extractora que vayas a comprar, si no cabe en tu cocina… no te va a servir de mucho.

Una vez tienes las medidas, debes decidir qué sistema vas a emplear, el material, el color… y todos esos otros aspectos. Para ello, te recomendamos informarte con alguien especializado en este tipo de productos, como en el blog campana-extractora.com.es, donde son expertos en precisamente en campanas extractoras y puedes encontrar mucha más información interesante.

Además, si te decides por alguna que te guste, ellos mismos venden este tipo de productos en su sitio web y podrás adquirir la más adecuada.


En el artículo de hoy hemos hablado sobre las campanas extractoras. Hemos aprendido en qué consisten y cómo puede ayudarte tener una en tu cocina. Si te has quedado con ganas de saber más, aquí tienes aún más información.

También puedes aportar algo a este tema, o hacer cualquier pregunta, mediante un comentario. Además, sería estupendo que puedas compartir este contenido en tus redes sociales, para que así ayude a más personas a vivir sin humos en su cocina ¡Hasta pronto!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*