Mini lavavajillas, otro electrodoméstico de cocina que se suma al formato compacto

El espacio disponible, o más bien el poco espacio disponible, es una dificultad que tienen que solventar muchas familias en sus hogares. En algunos casos esta dinámica puede verse desde una perspectiva de utilidad, pues al disponer de menos metros hábiles solo podremos recurrir a aquellos bienes básicos para garantizar una buena habitabilidad.

Es decir, cuando hay que equipar cocinas o salones de mucho tamaño siempre cabe la oportunidad de no aprovechar al máximo el espacio. Eso no ocurre con las estancias pequeñas, pues en estas hay que estudiar al máximo cada hueco disponible.

Si nos centramos es la cocina, cuando son de tamaño compacto lo complejo es encontrar el equilibrio entre funcionalidad y buen tránsito. Por suerte podemos acudir a electrodomésticos de pequeño tamaño, y no nos referimos a pequeños electrodomésticos como licuadoras, batidoras de mano o exprimidores, sino otros aparatos en versión compacta, donde aparecen por ejemplo los hornos portátiles o los mini lavavajillas.

¿Qué son los mini lavavajillas?

Los mini lavavajillas, también conocidos como lavavajillas de encimera o lavavajillas portátiles, difieren de sus hermanos mayores en que son aparatos mucho más manejables, con un tamaño más reducido, ideales para cocinas con pocos metros y unidades familiares de uno a tres miembros.

El funcionamiento de un lavavajillas de este tipo es similar al de otros aparatos de tamaño mayor, pero cuenta con la ventaja de que son válidos en estancias más pequeñas y se pueden colocar directamente sobre la encimera. Asimismo, son perfectos para segundas residencias y pueden desplazarse con total facilidad, siendo óptimo su uso en terrazas o zonas ajardinadas.

Una de las dudas más frecuentes con respecto a los mini lavavajillas es la que tiene que ver con su eficiencia, pero la realidad es que ofrecen un rendimiento tan bueno como el de los aparatos de mayor tamaño. De hecho, te recomiendo esta comparativa para que compruebes la funcionalidad de algunos de los modelos más destacados del mercado.

¿Qué ventajas se asocian al uso de estos electrodomésticos de tamaño más reducido?

Un lavavajillas es siempre mucho más cómodo que fregar a mano, pero si vives sola o tu unidad familiar es todavía pequeña, un electrodoméstico de grandes dimensiones pierde todos sus puntos favorables.

Cuando se pone en funcionamiento el lavavajillas, el habitual, el de gran tamaño, consume menos agua que cuando se friega a mano, siempre que se complete con una carga suficiente. Pero cuando se vive sola no siempre existe la posibilidad de esperar hasta rellenar por completo el espacio.

En esos casos los lavavajillas de encimera son el paso intermedio, pues siguen siendo más eficientes en el consumo de agua que fregar a mano y su uso consume menos energía eléctrica que los modelos más grandes.

A todo esto se suma que son perfectos para cocinas pequeñas, su relación calidad – precio suele ser muy alta y que su uso no impide hacerse con un electrodoméstico de mayor tamaño cuando las necesidades familiares sean diferentes. En ese caso, el mini lavavajillas podrá guardarse para otros usos: una segunda residencia, la terraza o el patio.

Lavaplatos eléctricos pequeños, el formato mini para aumentar la versatilidad de los electrodomésticos

Todos estos motivos ya descritos explican el éxito de los mini lavavajillas y su penetración en el mercado, pero en su elección han de tenerse en cuenta aspectos como el tamaño, la fuente de agua, los niveles de ruido y la ubicación en la vivienda.

A su vez, estas mismas cuestiones afectan también en el equipamiento total de una cocina compacta, donde hay que aprovechar al máximo el espacio disponible. Un frigorífico con ancho especial y de mayor altura, pues esa dimensión no suele ser nunca el problema, es una fórmula interesante para sacar rendimiento a los metros habitables. Asimismo, no olvides hacerte con un horno pequeño de 45 centímetros o, si lo prefieres, un microondas multifunción con grill.

En el diseño de cocinas compactas hay que buscar la funcionalidad pero sin renunciar al confort y al tránsito agradable. Puedes no renunciar a nada y conformar un espacio cómodo que cumpla con todas las necesidades. No en vano, la cocina es uno de los pilares de cualquier hogar y una estancia en la que pasamos muchas horas al día.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*